Pilar es como una niña…

Pilar es como una niña. Una niña de sesenta y tantos años que todos los domingos se levanta al amanecer para correr carreras.

Es menuda, parlanchina, inquieta, nerviosa como una ardilla; la primera que se apunta a todo lo que implique movimiento, actividad, diversión…

Cuando corre, se aísla del mundo, trota con su peculiar estilo tan reconocible, a pasitos cortos pero rápidos, con sus auriculares, sin mirar a los lados, para que nada la desconcentre…

Es como el conejito duracel, que no se detiene hasta que no se le acaban las pilas, y a ella solo se le agotan las pilas cuando llega a la meta.

Es la corredora más popular de nuestro equipo y al paso que va, se está convirtiendo también, en la más popular en todas partes desde que los medios de comunicación la descubrieron. Hace entrevistas en la televisión, en las revistas deportivas, en la radio…

Desde luego, jamás pasará desapercibida, esté donde esté.

Se hace de notar aunque no la veas porque tiene una voz rotunda, gritona, y parlotea sin complejos, dejando bien clara su presencia porque le gusta que sea así, que se sepa que ella ha llegado, que no quiere perderse nada de la fiesta de la vida.

Esa es la gran lección que ha aprendido.

Que la vida tiene que ser una fiesta.

Pero no siempre fue así.

Hace unos años, la niña que lleva dentro, decidió que ya nunca más volvería a jugar. Su marido murió y ella «murió» también con él, porque se le fueron las ganas de vivir. Durante mucho tiempo vivió en estado vegetativo, como una ameba, o como una de esas algas que reciben el alimento que les llega a través de sus esporas, de un modo pasivo, sin que ellas tengan que intervenir.

Luis Miguel ya estaba enfermo cuando se conocieron. De hecho, ella entró en su vida, para insuflarle la vida que ya él había empezado a no quería vivir.

Y durante doce años, vivieron intensamente cada minuto, siempre convencidos de que serían capaces de hacerle frente a su enfermedad.

El amor debería ser más fuerte que el cáncer. Al menos, es lo que siempre nos han dicho.

El amor lo puede todo, lo cura todo.

Debería ser así. Pero no.

Porque cuando él murió, para Pilar los días se sucedían uno tras otro, rutinarios, grises, iguales. No se daba cuenta de que a los árboles les salían nuevos brotes cuando apuntaban los primeros rayos de la primavera. No percibía el sabor de los alimentos, el dulzor de un dátil, la textura sabrosa de una fruta, el esplendoroso color de las flores. No dormía por las noches, y durante el día, sus movimientos eran mecánicos como los de un autómata, sin gracia, sin energía, sin vida.

Iba a trabajar por la inercia de repetir los mismos pasos dados durante años, sin que mediase su voluntad. Hablaba con la gente, contestando casi a la fuerza, y con frases cortas, con monosílabos de compromiso, lo justamente imprescindible para que la dejaran en paz.

Un día la niña que seguía viviendo en ella, se puso unas zapatillas y salió a correr. No le costó mucho esfuerzo porque ya llevaba mucho tiempo machacándose en el gimnasio castigándose a sí misma, obligándose a someterse a la tortura de los aparatos hasta el límite de sus fuerzas, pedaleando en la bicicleta estática con una virulencia y una rabia que hasta entonces ella desconocía. Quería sufrir, necesitaba que su cuerpo sufriese tanto como su alma. No se perdonaba que hubiese una sola célula de su cuerpo que no sufriese la dolorosa pérdida de su gran amor,.

Pero descubrió que corriendo conjuraba sus demonios más rápido, que en el gimnasio. Haciendo deporte fuera de un recinto cerrado, empezó a percibir el aire fresco que entraba en sus pulmones, y al mismo tiempo, era agradable volver a sentir el calor de los rayos de sol en su cara, pisar las hojas secas en otoño, correr bajo la copa frondosa de los árboles, percibir el aroma del azahar en primavera….

Cada día, paso a paso, iba ganando distancia, y el cansancio que notaba en sus músculos, en sus huesos, no le pesaba, porque la sangre le bullía, la sangre fluía otra vez por sus venas, la vida estaba volviendo a su cuerpo.

Y así fue como Pilar volvió a la vida. Corriendo.

Entró a formar parte del equipo de corredores Suso de la Fuente, entre quienes se ha hecho un hueco y ahora ya es insustituible. Poco importaba que fuesen todos más jóvenes y que la mayoría pudieran ser hijos suyos, algunos, incluso podrían ser sus nietos. Pilar se adaptó enseguida, porque a ella si quieres quererla, la tienes que querer tal como es. Es lo que ocurre con las personas que son transparentes, sin dobleces, sin opacidades, que se las acepta porque son auténticas.

Con ellos empezó a participar en carreras.

Corría con la foto de su marido serigrafiada en las camisetas. Ese era su homenaje particular. Pilar se sentía fuerte y ligera, llevando la foto de Luis Miguel en su pecho, tan cerca de su corazón, como si estuviese corriendo a su lado.

Al poco tiempo, mejoró sus marcas y empezó a subir al podium. Ganaba prácticamente todas las carreras de su categoría y todos los triunfos se los dedicaba a él, porque sentía que la fuerza para correr, se la daba su marido, era él quien la llevaba de la mano, era él quien corría a su lado diciéndole al oído:

«venga Pilar, sigue, sigue, ya queda menos, unos metros más, no te rindas, sigue, sigue»

Pilar llega a la meta antes que muchos de nosotros, antes que cientos y cientos de desconocidos más jóvenes que ella. Aunque sienta dolor, aunque esté agotada, jamás ha dejado inacabada una carrera y cuando pasa bajo el crono final, eleva los brazos y mira al cielo y le lanza un beso a él, a su amor, al motor que le empuja a seguir. No hay ni una sola carrera que no se la dedique a su marido.

A mi Pilar me produce una gran ternura. He aprendido muchas cosas de ella, y se que su caso podría servir para que muchas personas que viven en la desidia dejándose abatir por las dificultades, saliesen del abandono en el que se consumen.

Con 65 años Pilar derrocha vitalidad, alegría y optimismo.

Por eso la queremos tanto.

Y que sea así por muchos años.

       

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/20/d530972979/htdocs/wp-content/themes/gameplan/inc/widgets/latest-post-type.php on line 56

Recent Posts

 
Toni
El mundo está lleno de Tonis. Está el Tony Manero, ya sabéis, el Travolta de “Fiebre del sábado noche”, el Toni Ronald de Help (¡Help ayúdame!, en tu amistad he puesto toda mi fé), el Toni Leblanc humorista, que a mí nunca me hizo ninguna gracia,y y está nuestro Toni Reig. . El Gran Toni.
Fin de semana del 12 al 13 de entrenamientos en el equipo Susodelafuente
Ajustando los tiempos y ultimas sensaciones de cara a la media maratón de Valencia. Los miembros del equipo susodelafuente se pusieron el mono de trabajo y este domingo hicieron valer que si se entrena se progresa. Así que a 2 semanas de uno de los grandes acontecimientos del año,nos sentimos preparados.🏃‍♀🏃‍♂💪🍀
Fin de semana del 5 y 6 de octubre del 2019 con muchos eventos del equipo susodelafuente
Y llego uno de los grandes acontecimientos del año la media del camino de Santiago Roncesvalles-Zubiri. Allí viajaron  con gran ilusión y sobre todo con ganas de pasarlo bien más de una veintena del equipo. Y como siempre allí donde van triunfan. Enhorabuena a los 2 pódiums con nuestra incombustible Pilar y la no menos
Pilar es como una niña…
Pilar es como una niña. Una niña de sesenta y tantos años que todos los domingos se levanta al amanecer para correr carreras. Es menuda, parlanchina, inquieta, nerviosa como una ardilla; la primera que se apunta a todo lo que implique movimiento, actividad, diversión… Cuando corre, se aísla del mundo, trota con su peculiar estilo
Fin de semana del 28 y 29 de septiembre del 2019 con muchos eventos del equipo susodelafuente
Fin de semana muy activo en el equipo susodelafuente. Con carreras para casi todos trabajando en la media maratón. Y quedada en el río para sumar kms de cara a la maraton y media de Roncesvalles.
Continuamos con los entrenamientos largos y Circuito de Divina Pastora.
Esta semana cambiamos tradición de entrenar domingos por coincidir con el  circuito divina pastora y la verdad es diferente ya que te deja el fin de semana libre. El domingo circuito divina pastora con pódium de nuevo del míster y buen ambiente en la primera carrera del circuito después de vacaciones. Felicidades a todos y

Info de contacto

 

Puedes contactarme a través del teléfono o en mi correo electrónico

Telf :     665696525
Email:    info@susodelafuente.com
Direc: Valencia C/Alzira 10, pta 6

Ofertas

 

Escucha Running FM

 

Patrocinadores